domingo, 18 de marzo de 2012

SORPRESA FALLERA – UNA GRAN LECCIÓN

Dicen que el mundo es un pañuelo y es verdad, aunque últimamente esta llenándose de demasiados “mocos”, pero eso es otra cosa.

Es verdad que el mundo no es tan grande como pensamos. Con gran sorpresa y alegría he podido ver y oír en La Malva-rosa, (mi Malva-rosa) lo que no pude ver ni oír en Caudete de las Fuentes, (mi Caudete de las Fuentes) por motivos que todavía no comprendo.

La comisión de la falla Av. de la Malvarrosa - A. Ponz – Cavite, ha participado en el concurso fallero de adornos de calles, (se ha llevado el 2º premio) y para ello ha utilizado el lema “Vins de la Comunitat Valenciana”. No voy a describir lo que han hecho, estas son unas pequeñas muestras de lo efectuado, naturalmente tiene su apartado la denominación de origen Utiel-Requena.



La sorpresa viene al ver que en un lateral del recinto, en una pantalla, se esta proyectando continuamente el reportaje “La Bobal y otras historias del vino” de Zev Robinson.





Ni que decir que yo lo conocía, lo había visto pero en privado, en casa, sin nadie con quien comentar las penas y alegrías que en el se trasmiten, afortunadamente ahora ha sido distinto y he podido observar que gente que no se dedica al vino ni vive de ello, se interesa por lo que le ocurre a ese mundo y se preocupa en difundirlo para que se conozca. Una gran lección.

4 comentarios:

Vera E. dijo...

Sorpresas te da la vida...
Sí que hay personas con inquietudes y con deseo de compartirlas, el problema (por decirlo de alguna manera) es que la mayoría de la gente carece de un cierto interés por lo que pasa más allá de sus narices.

BsoT.

M.T.R. dijo...

Vera….
En este caso concreto, lo que más me duele, es que sean los mismos que tienen el problema pegado a sus narices, quien parezca que no muestran interés en su difusión.
Y no entiendo ¿porque?... o tal vez si y no me gusta.
Saludos.....

Albertina Torres dijo...

Mira, y Zev Robinson que no ha podido ir a las Fallas, y las Fallas muestran su documental.

Laura dijo...

Nadie es profeta en su tierra (o en la de su mujer) y además la envidia es muy mala.
Por esto y por la incapacidad de reconocer el valor del trabajo ajeno es por lo que no se ha proyectado el documental de Zev.
Somos un pueblo de pandereta.
Saludos.