martes, 15 de noviembre de 2011

PLACAS CONMEMORATIVAS

Desde algún tiempo a esta parte, Caudete se ha llenado de placas, “Placas Conmemorativas”. Las hay de muchos tipos y modelos.

Desde la majestuosa, rustica y señorial de piedra labrada.

A las clásicas y tradicionales de cerámica cocida.

Así como las más ligeras y corrientes, metálicas o de metacrilato.

Incluso existe (existió) la que se podría denominar “la desterrada”, la que por alguna circunstancia indeterminada desapareció de su “espacio” y no fue repuesta.

Todas ellas tienen y tenían la función de conmemorar y recordarnos la inauguración de algún nuevo recinto, o recién restaurado, haciendo reseña de quien estaba al mando en ese momento y cuando ocurrió dicho evento.

Se puede decir que Caudete es muy aficionado a las placas conmemorativas.

De hecho aún quedan algunas puestas en fachadas, placas que se concedieron en su día, en tiempos “gloriosos” de “Adornos de calles”, cuando en fiestas, (las de verano, las de La Confraternidad) las calles se adornaban de una manera organizada y apasionada.

En este resumen grafico se puede decir que, “ni son todas las que están, ni están todas las que son”, hay mas.

En fin, estimular la memoria es bueno, es bueno recordar, pero recordarlo todo, de todo se aprende.

6 comentarios:

Laura dijo...

En este pueblo somos muy aficcionados a ponernos medallas.
Si lo que les gusta es ver su nombre "en el cartel", que pongan una placa bien grande por cada una de las promesas que se quedan en agua de borrajas, que no son pocas.
Pero darse el pegote luce mucho más. Dónde va a parar...
A mí la placa de la Fuente Nueva me da verguenza ajena. !Pero si es más grande que los veinte caños juntos!
Y no des ideas con la desterrada, Manolo. Que cambian cuatro baldosas y ponen unas flores de pascua y ya hay excusa para poner otra placa!
Saludos.
Laura.

Sonia dijo...

Hola a todos!

La verdad que ver la Placa de la calle Castillo, (jejeje, muy cercana a mi) me ha recordado esas Fiestas de la Confraternidad, en las que realmente existia una quasi-perfecta armonia entre vecinos.

El trabajo y alegria que empleaban en adornar las calles es tristemente algo olvidado en el pasado. Como me gustaria volver a ver ese espiritu altruista y desinteresado adornar todas las calles de Caudete de nuevo....

Saludos desde London

O.P dijo...

A colación de las calles adornadas..... sinceramente crees que aguantarían hoy en día las calles decoradas???? mi respuesta es no.....
Pd: y es una pena!!!!!!

Luis Escribano dijo...

La placa desterrada aparecen dos nombres Eugenio Burriel y Antoni Asunción ambos del PSOE, con los aires del PP que corren no me extraña que la placa se haya "caido" y no repuesta. De todas formas son todas una HORTERADA

Martín dijo...

A mi personalmente me encantan las placas conmemorativas, es un regalo ideal y para toda la vida, las que están en calle conmemoran un evento, a una persona, bueno solo decir que me apasionan.

M.T.R. dijo...

Martin…. jejejejeje
Esta claro que a ti te tienen que “encantar y apasionar” las placas conmemorativas, “es tu negocio”, pero no es ese el trasfondo de esta “entrada”, aunque agradezco tu comentario.
Saludos…….